Hacia una nueva universidad

INTRODUCCIÓN

La desconexión universidad – organizaciones se comenta cada vez con mayor frecuencia. Sobran ojeadores de deportistas con talento en ligas menores y en universidades y programas televisados para captar artistas, cantantes, una pareja millonaria, “grandes hermanos” e incluso líderes para grandes empresas, como la serie con el sugestivo nombre You are fired! (¡Estás despedido!) del magnate y polémico expresidente de Estados Unidos Donald Trump. Por el contrario, miles de egresados de grados y posgrados compiten por unas pocas plazas en las instituciones en las que han soñado trabajar. Veamos algunas razones:

¿La tierra es plana? Estábamos convencidos que el conocimiento era único. No había dudas. Para algunos dos más dos son cuatro. Hoy otros pensamos que el todo es más que la suma de las partes. Lo que cada uno concluye es diferente. No hay respuestas únicas. Tenemos ópticas e historias de vida distintas que nos afectan. Todos podemos tener razón y estar equivocados. Antes era fácil. Mandar y obedecer. Hoy es indispensable formar equipos. Nadie es dueño del conocimiento.

El Mapamundi de Fra Mauro, “considerado el mejor memorial de la cartografía medieval” según Roberto Almagià, fue dibujado entre 1457 y 1459 por el monje Veneciano que le da nombre.
Es un planisferio circular dibujado sobre pergamino, montado sobre un bastidor de madera y tiene unos dos metros de diámetro.

El mapa original fue comisionado por el Rey Alfonso V de Portugal y fue obra de Fra Mauro y de su asistente Andrea Bianco, marino y cartógrafo.

El mapa fue completado el 24 de abril de 1459, y enviado a Portugal, pero hoy en día se encuentra perdido.
Fray Mauro murió al año siguiente mientras hacía una segunda copia del mapa para la “Signoría” de Venecia, copia que fue acabada por Andrea Bianco.
Esta segunda copia fue descubierta en el monasterio de Murano, y se encuentra hoy en día expuesta en la escalinata de la Biblioteca Nazionale Marciana de Venecia, pero es visible al entrar al Museo Correr, desde donde se puede acceder por la sala que se encuentra más al este si se solicita a los guardas del museo.
Una edición crítica del mapa fue publicada en 2006 por Piero Falchetta.

En 2021, con el Perseverance explorando Marte, esta hermosa obra de arte nos recuerda que el planeta Tierra no es, ha sido, ni será plana, como nuestra universidad enseñaba hasta el siglo XV, al igual que muchos dogmas, teorías, leyes y principios que persisten.

Almagià, discussing the copy of another map by Fra Mauro, en la Biblioteca Vaticana: Roberto Almagià, Monumenta cartographica vaticana, (Rome 1944) I:32-40.


EDUCACIÓN SUPERIOR DEFICITARIA

Numerosos estudios coinciden en que las empresas anteponen a los conocimientos propios de la profesión, competencias transversales: honestidad, capacidad de aprendizaje, adaptación al cambio, habilidades para la interacción, análisis y resolución de problemas y orientación a resultados. Anticipación, innovación y excelencia en la identificación de oportunidades en equipos multidisciplinarios y de diferentes culturas.

Muchos docentes utilizan el método desarrollado por Sócrates hace casi 25 siglos: Un profesor que enseña y un aula de alumnos que aprende. Otros consideran que la actividad no puede ser el aburrido uno contra todos desde una pizarra, un proyector, un atril o Zoom. Para ellos el profesor debe ser un facilitador para que el participante aprehenda o aprisione, como la garra de un águila.

Las universidades y la legislación imponen una camisa de fuerza. Para ser docente universitario se requiere una larga carrera académica, aulas con decenas de estudiantes, un plan de estudios rígido, estructurado y no actualizado, clases magistrales con contenidos teóricos o técnicos, ejemplos empíricos ideales y extensos contenidos a cubrir. La experiencia profesional -difícil de atesorar ante esta realidad- no es un requisito. Se ha intentado combatir esta problemática gracias a estudios de casos reales, visitas, estancias cortas a organizaciones, cambios en la estructura y otras medidas con reconocido bajo impacto. Afortunadamente abundan facilitadores con sus “locuras” como bandera, que nos recuerdan a Cervantes luchando con molinos de viento.

Las universidades españolas aparecen a partir del puesto 165 en los rankings mundiales de universidades 2020. Lo opuesto ocurre con sus escuelas de negocio, donde desde hace varios años algunas se han mantenido entre las primeras, aunque sus elevados costes las restringen a una élite de estudiantes. Vale la pena comparar estos dos antagónicos modelos de enseñanza – aprendizaje. Había cuatro universidades latinoamericanas por encima de la Universidad de Barcelona (165), pero solo 12 entre las primeras 400 universidades del mundo en 2019, no hay datos del 2020. Asia tiene 12 universidades entre las primeras 50 y 90 entre las primeras 400. Africa tiene 3 entre las primeras 400…

LA NUEVA UNIVERSIDAD

La disminución de la matrícula estudiantil, la necesidad de estimular una cultura emprendedora que sustituya la idea de “buscar trabajo” con creadores -desde una empresa propia o desde una organización- y no buscadores de empleo, la demanda de un mercado laboral que se modifica a un ritmo alejado de la oferta universitaria –Facebook, fundada en 2004, tiene ingresos anuales, que en 2020 aumentaron casi un 50%, de casi medio millón de dólares por cada uno de sus empleados-, la volatilidad de un conocimiento que requiere permanente actualización ante las nuevas realidades y la creciente tecnificación de los puestos de trabajo -las cinco empresas más grandes del mundo hoy son tecnológicas- hace imperativo adecuar las estructuras académicas a las nuevas realidades.

Si las universidades mantienen sus paquidérmicas estructuras, luce imposible que puedan adaptarse.

@GSoBEE consolida una red -nuestra Global School of Business Empowerment and Entrepreneurship– con las organizaciones vinculadas a nuestros participantes y académicos asociados, organizaciones que se transforman o crean gracias a esta sinergia y al apoyo de universidades e iniciativas publicas y privadas para las que esta construcción -red que se viene gestando desde 1996- es un imperativo.

Nuestros participantes, gracias a un programa que individualizamos de acuerdo a sus realidades, competencias e intereses pueden investigar el estado del arte de su objeto de estudio, con acceso ilimitado a nivel mundial, realizando todas sus transacciones en línea, en cualquier momento y desde cualquier lugar, para formarse a lo largo de su vida apoyados en la tecnología más avanzada. Gracias a ello están en capacidad de responder a las necesidades de hoy y de un futuro donde lo único que no cambiará es la omnipresencia del cambio.

Referencias:

Ángela Castillo. Universidad, ¿un modelo del pasado? Diario El Mundo, 30/11/2016.

QS. Top Universities.

John Naughton. Las universidades necesitan ser inteligentes, o arriesgarse a ser relegadas a la historia.

Última actualización, 12 de mayo de 2021.